LAS 7 VENTAJAS DEL ESTILO MINIMALISTA EN MAGIA por Mariano Vílchez

las 7 ventajas del estilo minimalista en magia

 

El artículo de hoy es especial, habla de una opción personal que es casi una cuestión de estilo.

Después de años de aficionado, de estudio y de reflexión teórica he llegado a esta preferencia.

Soy minimalista.

Decía Vernon algo así como que un efecto tan simple como la desaparición de una sola moneda colocada clara y deliberadamente dentro de la mano puede llegar a ser el más potente de los efectos.

 

¿PERO QUÉ ES SER MINIMALISTAS EN MAGIA?

Ser minimalistas en magia es serlo en tres aspectos:

1. Ser minimalistas es minimizar al máximo el número de elementos en juego en una determinada rutina.

Es por ejemplo preferir una carta al número con una sola baraja en vez de otra que requiera dos de ellas.

Es optar con una rutina de aros con tres aros en vez de la tradicional con ocho.

Es envidiar a los mentalistas por ir tan ligeros de equipaje (o volverse mentalistas sin más).

 

2. Ser minimalistas es minimizar el número de efectos en la rutina y si hay un solo efecto, procurar que esté sea lo más sencillo y redondo posible, sin adornos que lo distorsionen.

Es por ejemplo optar por una rutina con un solo efecto potente (o una de tres bien construida) a otra rutina con tropecientos efectos que marean al espectador y de la cual no se recuerda luego prácticamente nada.

Es preferir un matrix donde las monedas viajen una a una claramente hasta una carta a otro donde se mueven sin parar de un lado a otro sin propósito ni orden o, en todo caso, preferir a ese caso un matrix claro con un antimatrix igual de claro.

Es priorizar una asamblea de ases Mcdonald clara y demoledora a otra no tan cristalina con infinitas fases y resortes.

Es realizar un siguiendo al líder donde sólo se cambian los paquetes de lugar y no los líderes.

Es evitar las típicas rutinas donde al final se producen (de propina) los cuatro ases que nada tienen que ver con los efectos previos.

 

3. Ser minimalistas es minimizar el guión mágico.

Es preferir una charla escueta,  huyendo de guiones cargados,  demasiado dirigidos y profusos, o de historias demasiado elaboradas o incoherentes  que distraen de los efectos que se van sucediendo.

 

ADVERTENCIAS

No pretendo que suscribas necesariamente este enfoque. Sólo lo comparto contigo por si alguna de sus características te seduce y te apetece quizá probarlo en alguna rutina o efecto en particular.

Eso sí, si he llegado a él, ha sido por propio convencimiento. Con el paso de los años, 7 razones me han llevado a adoptarlo.

 

VENTAJAS DE SER MINIMALISTAS EN MAGIA

Sigue leyendo

10 TRUCOS PARA ENSAYAR MEJOR EN MAGIA por Mariano Vílchez

eugene burger blog.mcbridemagic.comEl ensayo es un placer para mucho de nosotros. Disfrutamos manejando elementos e imaginando el impacto de nuestras rutinas en los espectadores.
Sin embargo, el ensayo a veces puede ser frustrante: una técnica que no sale, un timing que no terminamos de coger o el no poder evitar flashear algo indebido en determinado momento.
A veces incluso, el ensayo puede ser contraproducente. Ensayamos una técnica que no va con nosotros o que no entendemos y por tanto aprendemos mal, con lo que cuesta luego deshacer cualquier vicio adquirido.
En este artículo te ofrezco 10 ideas que me han ayudado personalmente a optimizar el ensayo de manejos y movimientos técnicos (incluidos juegos y rutinas en general).
Entre los autores cuyas ideas me guiaron para probarlas se encuentran grandes nombres como Michael Ammar, Miguel Gómez, Eugene Burger, Gabi Pareras y Gabriel Moreno.
Si sigues alguno de estos consejos, seguro que se te allana el camino, acortando el tiempo de aprendizaje y evitando errores y vicios difíciles que revertir.
Ahí van los principios, del 1 al 10.

Sigue leyendo

10 RAZONES PARA ESTUDIAR PRINCIPIOS DE TEORÍA MÁGICA por Mariano Vílchez

arturo-de-ascanio-y-navaz

El maestro Ascanio, pionero en conceptualizar y acuñar principios de teoría mágica.

Este artículo va a dedicado al maestro Arturo de Ascanio, el primer mago que emprendió seriamente la conceptualización y acuñación de términos de teoría mágica, con todo el beneficio que ha supuesto para los todos los magos de generaciones posteriores, quienes, al estudiarlo, han descubierto un mundo nuevo y las posibilidades de elevar la magia a un nuevo nivel. 

¿Qué necesidad hay de aprender principios de teoría mágica? ¿No basta con aprender unos efectos e ir probándolos en público, poco a poco? ¿Acaso la experiencia no es suficiente?

En estos tiempos, más que nunca, la teoría mágica es una herramienta determinante para todo mago que quiera destacar y lograr el máximo impacto en los espectadores.

Si no estás del todo convencido, te voy a dar y once razones para que te adentres definitivamente, si no lo estás aún, en el código máquina de nuestro arte.

El conocer principios teóricos te va a ayudar para:

1. Aprender a reconocer y seleccionar juegos buenos para tu repertorio.

Conforme vas aprendiendo principios teóricos, tu paladar para reconocer juegos potencialmente buenos -donde van a poder ser aplicados estos principios- va a estar más y más desarrollado.

Al final tu repertorio será mejor y más consistente y primarán efectos de primera calidad.

Sigue leyendo

CÓMO ACTUAR ANTE ESPECTADORES IMPERTINENTES (2ª PARTE) por Mariano Vílchez

adivinando número de cartas

 

Vamos a ver hoy una serie de recursos para actuar ante espectadores impertinentes pero ya in situ, metidos en la actuación.

Concretamente vamos a ver 6 recursos y dos secretos finales. Comenzamos.

1. Primer juego matador

Esta es una premisa compartida por muchos magos. Si el juego inicial es un efector matador, de esos que funde los plomos sistemáticamente, entonces los potenciales espectadores impertinentes se relajarán. Desde ese punto aceptarán que la magia que se avecina tiene un cierto nivel,  que se hallan ante un profesional y no ante un simple aficionado inexperto. Esta idea es aplicable tanto a situaciones profesionales como amateur.

Todos hemos experimentado ese clic donde, de repente, tras el momento matador, los ánimos adversos se relajan. Los espectadores asumen que están presenciando magia de nivel y se disponen a disfrutar, bajando un poco –o mucho- la guardia analítica, en el caso en que están predispuestos a ella. Y a partir de entonces la actuación empieza a fluir.

Si eres una persona nerviosa y llevas poco tiempo en la magia –y además te preocupa que te pillen en algún manejo tramposo-, empieza con un efecto automático o semiautomático con pocos manejos, a la par que potente en su impacto. De este modo, los espectadores que no pestañean en busca de resquicios y secretos se toparán con la nada, y tenderán a relajar su mirada de escrutinio durante el resto de la actuación.

Sigue leyendo