EL FALSO EFECTO por Mariano Vílchez

https://en.wikipedia.org/wiki/Fred_Kaps

El concepto de hoy es una excepción a la regla. Se trata de un principio muy ingenioso y contraintuitivo, por lo que su aplicación en la construcción de un efecto es muy engañosa para un espectador profano.

Vamos por partes.

 

Esquema básico de un efecto clásico de cambio

El esquema básico de un efecto clásico de cambio ascaniano bien construido cumple el siguiente esquema,

                      Sit A————————– (Sit A)—–Sit B,

                                             t

donde Sit A es la situación inicial ascaniana, Sit B es la situación final y (Sit A) es una falsa continuidad o acción de continuidad aparente, donde se muestra que la situación inicial sigue siendo la misma, cuando en realidad no es así por haberse realizado una trampa t.

Te pongo un ejemplo. Tienes cuatro damas y, mediante un cambio por añadido Braue, cambias una de ellas por un as. Esta sería tu trampa t.

A continuación realizas una cuenta elmsley, de modo que muestras (falsamente) que sigues contando con cuatro damas. Esto te sitúa en una posición de ventaja, ya que el espectador profano no se puede imaginar ni por asomo que lo que tienes son tres damas y un as. Vio y constató que había cuatro damas principio y ahora, gracias a la cuenta Elmsley, ha vuelto a ver cuatro damas.

 

Esquema básico de efecto de cambio con falso efecto

En el esquema previo la trampa principal ocurre antes de que se muestre la situación inicial, lo cual es lógico. ¿Cómo va a cambiar una situación y convertirse en otra sin que haya sucedido previamente la trampa principal? ¿Hay otra otra alternativa?

Pues, aunque parezca mentira, sí que la hay.

Y es que la trampa principal suceda después de que se revele la situación final.

Sí. Has oído bien. Éste sería el esquema:

                        Sit A————————– (Sit B)—–Sit B

                                                                               t

Sigue leyendo

LA TEORÍA DE LOS NUDOS EN MAGIA por Mariano Vílchez

adiviando un puñado de cartas_resizedEste artículo es la revisión y actualización de otro publicado en el blog Tertulias Mágicas Granadinas de Luis Arza en 2011.

La teoría de los nudos está relacionada con el concepto ascaniano de paréntesis de olvido, que consiste en establecer una distancia temporal (y a veces espacial) entre el momento de la trampa y el de la revelación del clímax.

De este modo se evita que el espectador establezca la conexión entre el manejo donde sucedió la acción tramposa y el efecto.

Sin embargo, los factores tiempo y espacio no son los únicos requeridos para la eficacia de un paréntesis de olvido.

Partamos de un ejemplo inmediato.

Tienes una moneda la borde de la mesa. La vas a hacer desaparecer. Tienes dos opciones:

a. Finges cogerla con la mano derecha pero en realidad la descargas al regazo. Ahora esperas unos segundos con el puño cerrado mientras hablas. Finalmente abres la mano mostrando que la moneda ha desaparecido.

b. Finges coger la moneda con la mano derecha pero en realidad la descargas al regazo.

A continuación la mano derecha realiza un falso depósito bluff de la supuesta moneda a la mano izquierda, la cual se cierra como si la contuviera. Entonces soplas sobre la mano izquierda, la abres y se ve que la moneda ha desaparecido.

¿Cuál de las dos opciones te parece más engañosa?

Coincidirás conmigo en que es la opción b. Incluso si el tiempo de espera fuese mayor en la opción a, la b sería siempre más ventajosa.

Y ello por varias razones:

Sigue leyendo