LA MAGIA Y EL ASOMBRO por Mariano Vílchez

car-with-keys

Este artículo es una revisión de uno original que publiqué en el blog Tertulias Mágicas Granadinas en noviembre del 2010. El número de lecturas del artículo fue tan alto en su momento que me he decidido a actualizarlo y a compartirlo en este espacio. 

El otro día dejó de funcionarme el mando del coche.

Como te digo…

Al salir de coche, me dispuse a cerrarlo con el mando.

Tras unos segundos absorto y bloqueado, me di cuenta de que estaba tratando de hacer algo imposible: estaba intentando cerrar el coche con un mando que ya no funcionaba.

Tras experimentar cierto fastidio, introduje la llave en la cerradura y –al modo tradicional- la giré, logrando al fin cerrar el coche.

Confieso que sentí cierto asombro al comprobar que el antiguo mecanismo seguía vigente. Esa sensación de cerrar manualmente me alivió, transportándome durante un instante a una época antigua, aquélla en la que los coches se cerraban girando la llave en la cerradura de la portezuela.

Al caminar hacia casa, de repente fui consciente de que había experimentado dos momentos de asombro en aquella experiencia.

Sigue leyendo