MAGIA Y ENFOQUE TRASCENDENTE: LA ESPERANZA (2ª PARTE) por Mariano Vílchez

En el artículo anterior vimos que la magia ilusionista contribuye a la esperanza en sí misma, entre otras razones porque supone un regreso a la infancia, por el mensaje implícito de que lo imposible puede hacer realidad y por la creatividad y vías alternativas que abre, al hacer saltar por los aires el lenguaje de la lógica y de nuestra racionalidad.

Esto es, la magia es esperanzadora de por sí. ¿Pero y si, además de todo esto, transmitiera un mensaje o idea esperanzadora para los espectadores asistentes a la sesión?

Pues este es el objetivo del enfoque trascendente. El rizar el rizo, de modo que forma y fondo se unan para dejar una huella de esperanza en el espectador.

La magia puede vehiculizar un mensaje o idea esperanzadora.

El efecto, la rutina o incluso la sesión entera pueden servir de vehículos (en términos de Luis García) para expresar una idea o un mensaje beneficioso y esperanzador para el espectador.

Recordemos ahora los vídeos del artículo inicial.

En este efecto Kenton Knepper potencia el sentimiento de conexión entre la pareja, un sentimiento bonito que normalmente resulta  estimulante y esperanzador para toda pareja bien avenida con planes compartidos de futuro.

¿Y cómo dejar de ver algo esperanzador en este vídeo de Daniel Collado y esa maravillosa idea del amor (y la unión de dos amantes) que sobreviven más allá de la muerte?

Y en cuanto a este vídeo de Kim Silverman, los mensajes esperanzadores son múltiples: las personas separadas pueden reunirse, siempre hay una forma de conseguir un propósito, el sentirnos atrapados o atados por algo no es más que una ilusión, etc.

Si vuelves a ver el vídeo -y manejas un mínimo de inglés-, te invito a que tomes nota de cada uno de los mensajes esperanzadores que aparecen en la actuación de este maestro del enfoque trascendente.

¿Y que decir de este efecto de Eugene Burger? La reparación de lazos rotos en la humanidad por guerras, enfrentamiento, dolor. La vuelta al estado de pureza original. Y otras ideas entremezcladas, posiblemente inefables.

Difícilmente puede expresarse algo más esperanzador y más profundo en una rutina de magia ilusionista.

Surgen ahora varias cuestiones. Entre otras:

¿Qué características tiene que tener un mensaje o idea de un efecto para que aporte esperanza al espectador? ¿En qué puede consistir ese plus de esperanza?

¿Y cuáles son los mecanismos que permiten encajar la idea o mensaje con el efecto, rutina (o incluso la sesión, al estilo de Luis García).

Tenemos materia para futuros artículos.

Y AHORA TE TOCA A TI

¿Tienes alguna rutina que exprese de forma directa o indirecta algún mensaje esperanzador?

Si es así, ¿te importa compartirla con nosotros?

Print Friendly
(Visited 95 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.