7 CARACTERÍSTICAS DE LA BUENA TÉCNICA EN MAGIA por Mariano Vílchez

Picture 15

A mi parecer, todo juego a mi parecer debe cumplir cuatro cualidades básicas. Debe ser CLARO, LIMPIO, de CLÍMAX POTENTE y RESISTENTE AL ANÁLISIS por parte del espectador.

Detengámonos en el apartado de la limpieza.

La limpieza es la cualidad del juego por la que la charla, los manejos y las acciones fluyen naturalmente, sin que el espectador note algo raro o sospechoso.

A menudo, cuando tu juego ha sido limpio, algún espectador puede soltarte una frase parecida a ésta:

¡Pero si no ha hecho nada!

Tamariz a menudo lo ha verbalizado en sus rutinas:

¡Fijaos que “no hago nada”, en la punta de los dedos…!

Creo que estarás de acuerdo conmigo en que el dominio técnico es un requisito fundamental para la limpieza.

Obviamente tenemos que hacer bien las técnicas que usamos. Si un espectador nos “pilla” realizando una acción oculta o siente que hemos hecho algo raro, automáticamente la calidad mágica del efecto merma.

Y como sabes por experiencia, esa sospecha manipulativa acaba con la suspensión de incredulidad del espectador, que ya no está tan (o en absoluto) abierto a experimentar emoción mágica alguna.

Por ello, si no dominas cada una de las técnicas que requiere tu efecto, es preferible que no lo hagas. Claro, a lo mejor puedes soslayar la técnica alterando el método pero, ¿no estarás quitándole fuerza al juego?

Creo que uno de los procesos más apasionantes en el recorrido de un mago es seleccionar y trabajar las técnicas que más le van antes de usarlas en su propio repertorio.

En mi caso, aunque respeto y admiro a los magos de gran bagaje técnico que disfrutan coleccionando y mejorando todo tipo de técnicas, creo sinceramente que no es necesario dominar (ni siquiera conocer) la mayoría de las técnicas existentes o de moda para hacer buena magia.

Como ya te he dicho, creo que en los primeros años de su caminar mágico es cuando el mago debe ir seleccionando las técnicas que más le van a su estilo, personalidad, gestualidad y limitaciones propias.  Una vez seleccionadas estas técnicas, luego ya puede ir puliéndolas durante el resto de su vida mágica.

Teoricemos un poco. Mira que paradoja. ¡Teoría sobre la técnica!

¿CUÁLES SON ENTONCES LAS 7 CARACTERÍSTICAS DE UNA BUENA TÉCNICA EN MAGIA?

Tras mucho reflexionar, cotejar textos de varios autores y asistir a conferencia de grandes maestros sobre el tema como Gabriel Moreno, he llegado a la conclusión de que toda técnica (o manejo en general) debería cumplir estas características claves.

¡A ver si coincides conmigo en alguna!

1. La técnica debería ser ingrávida, ligera, suelta, de esfuerzo mínimo.

Tiene que aprovechar acción de la fuerza gravitatoria y realizarse con la mínima tensión posible del cuerpo y de las manos (Ascanio, Gabriel Moreno).

2. La técnica debería ser amplia, buscando la máxima exposición visual de los elementos que maneja en aras de la máxima claridad, ya sean con baraja, monedas, etc. (Gea).

Para esto, los gestos han de ser amplios y los manejos se harán en lo posible en la punta de los dedos.

De hecho varias técnicas que sueles realizar habitualmente en cogida Biddle, como el cambio por extracción de Vernon o la cuenta Hamman, las puedes intentar hacer con cogida en la punta de los dedos de la mano derecha, exponiendo así al máximo la superficie visible de las cartas.

3. La técnica (y los manejos en general) debería ser económica, graciosa, sin movimientos innecesarios, con las mínimas transiciones, transferencias, cogidas y dejadas de elementos.

Busca siempre el camino más elegante, simple y económico (Vernon).

4. La técnica debería ser fluida y homogénea, con transiciones y cambios de agarres suaves y disimulados.

Este es uno de los fallos más descuidado que he visto, incluso en magos relativamente técnicos.

A menudo se les nota mucho los cambios de agarre (por ejemplo, cambiando ostensiblemente la sujeción de un grupo de cartas de cogida Biddle a cogida de punta de los dedos de la mano derecha para hacer una cuenta Elmsley).

Estos cambios no tienen justificación alguna y llaman la atención sobre sí mismos, afeando el manejo y cargándose la limpieza.

¿Y cómo se evitan?

Estos cambios de sujeción se pueden disimular recurriendo a dos estrategias:

a. Justificándolos con la charla o la gestualidad. O sea los cubrirías con un determinado movimiento PREVISTO en la estructura del efecto.

b. Haciendo una pausa entre el cambio de agarre y su uso (paréntesis de olvido ascaniano).

Supón por ejemplo que quieres pasar de la sujeción Biddle de la mano derecha a la cogida con la punta de los dedos de dicha mano para hacer una cuenta elmsley.

Podrías hacer algún gesto de expresión con la mano derecha, con lo que tienes que dejarle el paquete a la mano izquierda un momento. Tras ese gesto, la mano derecha volvería a coger el paquete ya en la posición adecuando para hacer la elmsley (pulgar encima y dedos debajo).

De este modo has convertido el cambio de agarre en una acción en tránsito para realizar el gesto expresivo.

5. La técnica debería ser natural, asimilada a lo propia idiosincrasia.

Lo primero que mi maestro Luis Arza aconseja a los neófitos que se enfrentan a técnicas manipulativas, siguiendo el consejo de Vernon, es que hagan primero el movimiento auténtico no tramposo unas cuantas veces para entenderlo bien y luego ensayar el movimiento falso, procurando que se asemeje lo más posible al movimiento auténtico.

Luis recomienda incluso que observar nuestros gestos y manejos en vídeos no mágicos para luego intentar cubrir con ellos nuestras principales técnicas.

Y es que lo natural lo es en relación a nosotros mismos. Un gesto o manejo de mi compañero de sesiones mago Voty es natural para él, pero puede chirriar si lo realizo yo, al no encajar en mi gestualidad propia.

6. La técnica debería ser inconsciente y automática.

El movimiento tiene que estar tan dominado y automatizado que no te supone ya esfuerzo consciente. Cuando llegas a ese dominio, sientes que lo que haces es real y auténtico.

Al hacer una cuenta elmsley, por ejemplo, has de llegar a sentir que realmente sólo estás pasando cuatro cartas.

Curiosamente, cuando llegas a asimilar el movimiento falso a este nivel, cuando tienes que hacer de verdad el movimiento auténtico, te tienes que parar a pensarlo un momento.

7. ¿Debería ser la técnica bella y estética?

Esta pregunta plantea un bello dilema.

Por un lado, los manejos bellos y sueltos tienden a obnubilar y a crear cierta sensación hipnótica en el espectador, quien se deja llevar por la coreografía y no encuentra tiempo ni ganas de sospechar trampa o treta alguna. Esa es la sensación que me dan, por ejemplo, los manejos ostentosos y barrocos de Vallarino, por otro lado deliciosos de contemplar.

Sin embargo, por otro, estos manejos cuidados, estas florituras, el profano las asocia a la habilidad manual  del mago. Y a ese clavo ardiendo se agarran algunos profanos cuando se resisten a dejarse llevar por el asombro mágico, al soltarnos la típica frase:

¡Qué habilidad tienes cabrón, qué rapidez de manos!

Y esto incluso cuando el método de nuestro juego no se ha basado manipulación ni técnica alguna. ¡Hasta con un juego automático!

Ha constatado previamente nuestra habilidad y a eso se aferra.

Ésta es una de las razones por las que a veces conviene empezar una sesión con un efecto automático (o semiautomático), pero esto es otra tema…

¡Y AHORA TE TOCA A TI!

Anímate a comentar algo del artículo.

¿Cuál de las características vistas de la técnica te parece más importante?

¿Cuál de ellas es tu principal caballo de batalla?

¿Qué opinas sobre el dilema planteado por los manejos bellos, estéticos y las florituras?

Haz tu comentario más abajo, donde reza deja una respuesta, o directamente a través de la página de contacto.

Print Friendly
(Visited 1.138 times, 1 visits today)

4 pensamientos en “7 CARACTERÍSTICAS DE LA BUENA TÉCNICA EN MAGIA por Mariano Vílchez

  1. ¡Muy buenas Mariano!

    En mi opinión la técnica manipulativa no es el 100% de la magia, es decir, solo con una buena técnica dejamos no vamos a conseguir crear esa atmósfera mágica que convierte a un simple juego en verdadera magia.
    Ahora bien, creo que la técnica si es un componente muy importante que como magos debemos cuidar y estudiar al detalle,y creo que la técnica que utilices, ya sea mucha o poca, debe ser perfecta.
    Personalmente, no me valen comentarios del tipo: “No me sale muy bien, pero yo creo que cuela…” “La técnica se me ve, pero luego cuento un chiste y la gente se olvida…” Por ejemplo, no me imagino a un pintor colgando un cuadro a medio pintar en una exposición… La técnica debe ser perfecta, no solo por que no se vea el “truco”, si no por respeto a la magia y al público, ya que si decimos tanto que amamos este arte, ¿por qué contentarnos con una técnica mediocre? Si tanto nos gusta la magia, el ensayar un técnica no debería ser un proceso tedioso y aburrido, a mi personalmente, me relaja mucho y además, cuando consigo realizar una técnica tras mucho tiempo de ensayo, me proporciona también mucha satisfacción.

    Por otro lado, también estoy de acuerdo contigo en que no es necesario conocer todas las técnicas existentes para hacer una magia de gran calidad, pero tampoco pienso como mucha otra gente, que lo considera una pérdida de tiempo. Cuanta más técnicas tengas en tu arsenal mágico, más soluciones tendrás para llegar a un mismo efecto o para salir de alguna situación incómoda en medio de una actuación.
    Por resumir, que me estoy alargando, creo que la técnica es muy importante siempre y cuando no perdamos de vista, que es un medio, para poder crear magia de verdad y no el fin.

    ¡Un abrazo Mariano, y ánimo con el blog!

    • Amigo Juan, gracias por esa extensa puntualización que comparto absolutamente.

      Un abrazo y un placer contar siempre con tu feedback a los artículos de teoría.

  2. Buenas, soy nuevo en el blog, estoy leyendo todos los artículos, de a poco.
    Comparto la información de este tema.
    En mi caso particular, uso muy poca técnica en vivo, ya que son pocas las que domino a la perfección.
    También me pasa que una misma técnica me va bien para un juego en particular y me siento expuesto en otros juegos. Quizás porque la rutina o los elementos empleados me ayudan a “cubrirme” más o menos en una situación u otra.

    No es de lo que más orgulloso estoy, pero apuesto más a la magia automática desde el punto de vista de ofrecer un buen show. Trabajando más los guiones, la expresividad, el climax y el entorno en sí (sonid, vestuario, equipos, etc).

    En definitiva busco que la gente se divierta (y yo también, obvio) y se lleven una linda impresión de mi magia. Después de todo, si la técnica es invisible a los ojos del espectador, también lo será la “trampa” automática de un truco. Lo que si es visible es todo lo demás… Motivo por el cuál llego a este blog para seguir perfeccionando.

    Saludos Mágicos y dejo mis agredecimientos por la existencia de este Blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.