10 TRUCOS PARA ENSAYAR MEJOR EN MAGIA por Mariano Vílchez

eugene burger blog.mcbridemagic.comEl ensayo es un placer para mucho de nosotros. Disfrutamos manejando elementos e imaginando el impacto de nuestras rutinas en los espectadores.
Sin embargo, el ensayo a veces puede ser frustrante: una técnica que no sale, un timing que no terminamos de coger o el no poder evitar flashear algo indebido en determinado momento.
A veces incluso, el ensayo puede ser contraproducente. Ensayamos una técnica que no va con nosotros o que no entendemos y por tanto aprendemos mal, con lo que cuesta luego deshacer cualquier vicio adquirido.
En este artículo te ofrezco 10 ideas que me han ayudado personalmente a optimizar el ensayo de manejos y movimientos técnicos (incluidos juegos y rutinas en general).
Entre los autores cuyas ideas me guiaron para probarlas se encuentran grandes nombres como Michael Ammar, Miguel Gómez, Eugene Burger, Gabi Pareras y Gabriel Moreno.
Si sigues alguno de estos consejos, seguro que se te allana el camino, acortando el tiempo de aprendizaje y evitando errores y vicios difíciles que revertir.
Ahí van los principios, del 1 al 10.

humo1. Entiende primero la técnica a nivel intelectual, su ejecución, propósito y sus diferencias y similitudes con respecto a otra.

Si la lees en un libro, lee primero varias veces la descripción y coge el elemento (baraja, monedas,…)  SOLAMENTE cuando tengas una primera idea conceptual de lo que trata y pretende.

Hay magos que recomiendan grabar en audio la descripción para no andar mareándose del libro a la mano y de la mano al libro.

Evidentemente el vídeo supone cierta ventaja en relación al libro, ya que el manejo se capta instantáneamente. Sin embarga también supone otros inconvenientes como el de copiar en exceso la gestualidad del mago instructor y no darle tu toque personal y natural al manejo.

testimony_ammar2. Ensaya el movimiento muy despacio al principio, concentrándote en las sensaciones que te produce en las manos y en el cuerpo en general. No repitas demasiadas veces la técnica en los primeros intentos pues, como dice Gabriel Moreno, hay que ganarse el derecho a ensayar.

En otras palabras, no te conviene hacer series de repeticiones hasta tener más o menos claro y realizarlo con un mínimo de precisión para no adquirir vicios irreversibles.

3. Una vez que has adquirido el movimiento sin fallas importantes (aquéllas que te explica el autor del libro o del vídeo), entonces puedes plantearte hacer series de repeticiones, como si estuviéramos haciendo pesas en el gimnasio.

Ammar, por ejemplo, aconseja hacer series de diez repeticiones, descansando entre series. Experimenta con ésta y otras combinaciones hasta que encuentras las que más te van.

arquero g4. Si un movimiento se te resiste porque requiere pillarle el tanganillo, insiste con paciencia y, cuando salga por primera vez (o al menos alguna aproximación del mismo), para en ese punto, quedándote con la sensación de haberlo logrado y no reanudes la práctica hasta que pase un cierto tiempo.

Llegado ese momento toma conciencia de tu postura, de tu respiración y de un estado de ánimo y siente gratitud por ese momento.

Este genial y efectivo consejo, que le escuché en alguna ocasión a Gabriel Moreno, está sacado del libro El zen en el arte del tiro con arco de Eugen Herrigel, uno de los libros de cabecera del maestro.

5. Si una parte de la técnica no te sale, haz repeticiones sólo de esa parte hasta que salga y la domines. Luego incorpórala dentro de la técnica completa.

Por ejemplo, si a la hora de hacer un doble lift, lo que te cuesta es tomar la separación de dos cartas con el pulgar, el meñique o el mayor, ensaya sólo esta separación durante varias repeticiones y, cuando la domines, practica el doble en su secuencia completa.

6. En ocasiones, te puede convenir realizar la técnica una sola vez y en una situación límite.

Miguel Gómez dice con razón que cuando hacemos series de repeticiones, la técnica nos va saliendo mejor conforme avanzamos hacia el final de la serie, pero es que en la práctica mágica real no tenemos la oportunidad de ese calentamiento paulatino.

¡La técnica tiene que salir bien a la primera!

En el DVD que acompaña su libro, cuenta como, al levantarse por la mañana, ensayaba un pase difícil con una moneda asomado a la ventana. Lo hacía una sola vez y con toda la presión, ya que si la moneda (que tenía cierto valor) caía a la calle corría el riesgo de perderla definitivamente.

El gran Miguel Gómez7. El propio Miguel Gómez y otros magos aconsejan ensayar aprovechando esperas, semáforos o incluso los anuncios televisivos.

Para ello, aplica el principio del tropezón de Tom Peters y ten el tapete y los elementos a mano en la habitación en que la te encuentres con más frecuencia. De este modo te acordarás de ensayar en cuanto tengas la mínima oportunidad y además, si te viene una idea de repente, podrás intentar desarrollarla en el acto, evitando que su esfume como suele ocurrir a menudo con las inspiraciones creativas.

8. Como en todo tipo de estudio y trabajo de memoria, un poquito al día, incluso 10 o 15 minutos diarios es preferible a un atracón de 3 horas un sábado por la tarde y no hacer nada el resto de la semana.

Eso sí, si puedes combinar los minutos diarios con el atracón del sábado, genial.

9. Es interesante que diferencies, como aconseja Eugene Burger, el concepto de práctica y el de ensayo.

Para Eugene la práctica es realizar técnicas y rutinas de forma mecánica.
Sin embargo el ensayo es hacer técnicas y juegos completos en solitario, pero visualizando un público con el que se interactúa en la imaginación.

Lo interesante de este ejercicio es que si algo falla (pase, técnica) o si nos atrancamos en alguna fase del juego (por olvidar algo), no debemos detenernos, sino que hemos de buscar una salida impromptu, tal y como lo haríamos si estuviésemos en una situación de actuación real.

10. Finalmente, establece de vez en cuando periodos de descansos donde no trabajes técnica alguna. Al cabo de esos días o semanas, te asombrarás al retomar técnicas que no te salían y ahora te encajan perfectamente.

En ese tiempo de reposo el cerebro ha seguido trabajando estableciendo conexiones sinápticas que han permitido lograr el movimiento buscado.

¡Y AHORA TE TOCA A TI!

¿Qué truco o principio te parece más útil y vas a probar para potenciar tu propio ensayo?

¿Usas ya alguna de estas estrategias? ¿Cuál?

¿Qué estrategias usas que no vienen aquí y te funcionan bien?

NOTA

Si estás interesado en ampliar conocimiento en la extraordinaria filosofía de ensayo de Gabriel, te remito a un monográfico sobre el maestro publicado en la revista El Sapo Alquímico que puedes adquirir en este en enlace: www.elsapoalquimico.es

Print Friendly
(Visited 424 times, 1 visits today)

2 pensamientos en “10 TRUCOS PARA ENSAYAR MEJOR EN MAGIA por Mariano Vílchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.